Foto: Camino a Cañadas | Eduardo Castellanos

UMBRAL | EL TINTERO

Umbral

Por: María del Rocío Rentería Palafox

El fin del mundo se acerca

en el umbral de la montaña,

cuando se besan en cascada

las nubes y coronas de la tierra.

 

Y se van

y se alejan.

Después vienen otras

que atraviesan, bailarinas.

 

A la vuelta y vuelta del camino

se dibujan figuras caprichosas

de cañones, de huellas de río

que dejan cicatrices marcadas.

 

Los cerros cortados,

como hierros corroídos

dejan caer por sus pestañas

las sombras alargadas de las peñas.

 

Atrevidos caminos

desgajan a la tierra

donde duermen los abetos

esbeltos de la sierra.

 

Estas vueltas que marean

son como el barco

en medio de la mar perdido

con sus rítmicos sones de navío.

 

Montaña de faldas largas,

apenas llego a tus talones.

Novia de vestido verde

que calma los desdenes.

 

Me pareces

enorme firmamento

de tejocotes, membrillos

y perales, con el basto

terciopelo en tus tacones.

 

Ya casi llego a tu cintura

y te rodeo,

te mido metro a metro

y temo el voladero.

 

Me gusta tu perfume,

desbordado

como cascada

entre las rocas.

Me gusta tu aliento

Que es tu viento

y tu sonrisa.

 

Y ahora,

después de recorrerte toda,

de tus pies a tu cabeza,

me queda la nostalgia del caído,

y el descenso es frío y callado

igual que la novia,

igual que los nardos.

La autora forma parte del taller literario “El tintero de los amorosos” que se reúne todos los viernes en punto de las 5:00 de la tarde en La Biblioteca Pública Samartín.
Los autores de los textos publicados en esta sección son responsabilidad de quien los escribe. 

 

 

 

Check Also

Ciudadano propone que funcionarios tengan licenciatura en Tepatitlán

Eduardo Castellanos | @KioscoInfo | 23 de febrero del 2018 Incentivar a estudiantes para que …