Alcalde de Tepatitlán, foto: Comunicación Social Tepa

Ratificación de mandato en Jalisco: ejercicio que debería repetirse en todo el país | OPINIÓN

Julio Ríos| @julio_rios 25 de agosto de 2017

Para muchos, lo que ocurrirá en Jalisco el próximo domingo 27 de agosto, es pura demagogia. Para otros tantos, es un ejercicio que empodera al ciudadano. Ese día 25 ayuntamientos gobernados por Movimiento Ciudadano (MC) realizarán  un ejercicio denominado en sus reglamentos municipales como ratificación de mandato.

Consiste en que los habitantes podrán votar para determinar sí se quedan sus alcaldes, o si renuncian. Tanto el líder moral emeceísta y presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro, como sus correligionarios, han empeñado su palabra: se marcharán, en caso de que los resultados les sean adversos.

No ha habido medias tintas en cuanto a las reacciones hacia este ejercicio. Los opositores (priistas y panistas) acusan que se trata de una estrategia de  campaña adelantada, que se está echando mano de acarreo  a través de programas sociales y que los ayuntamiento serán juez y parte, porque organizan la consulta y ellos mismos cuentan los votos.

También cuestionan los costos de la jornada, que oficialmente oscilan entre los tres millones de pesos en el caso de Guadalajara, 670 mil pesos en Zapopan, o 300 mil pesos en Puerto Vallarta, por citar ejemplos. Aunque algunos arguyen que en realidad se gastará más.

En cuanto a quienes están  a favor, ponderan que este ejercicio  está imbuido de la esencia de la participación”, y su espíritu emana del artículo 39 constitucional, que reconoce el derecho inalienable del pueblo, para “alterar o modificar la forma de su gobierno”.

La ratificación de mandato creada por MC, solo está contemplada en los reglamentos municipales. Es organizado por comités de participación ciudadana y su resultado no es vinculante. Depende de la palabra de quien se somete voluntariamente a este ejercicio.

En la Constitución Local, lo que sí existe es otra figura muy distinta: la Revocación de Mandato. Consiste en que un porcentaje de la ciudadanía reúna firmas, alegando una causa grave que amerite la destitución del funcionario de elección popular. En caso de aprobarse, el Instituto Electoral local organiza la consulta, y cuenta los votos y el resultado es vinculatorio.

Sin embargo, en los hechos prácticos esto es casi imposible de activar, debido a la gran cantidad de firmas que la norma exige y a que son los magistrados electorales –con evidentes ligas con la clase política- quienes funcionan como último filtro para calificar si el Instituto Electoral realiza el ejercicio de revocación

No obstante, aunque la ratificación de mandato no aparece en la constitución local, no detecto ni  la ilegalidad, ni la perversidad del ejercicio que alegan priistas y panistas. Y a continuación explico por qué.

Existe un principio de progresividad de la ley, sobre todo en materia de derechos humanos. Gracias a este, las normas locales pueden ir más adelante que las superiores.

Un ejemplo es la Ley de Transparencia de Jalisco, que contempla un período de cinco días para entregar información que solicita el ciudadano. En contraste, en la Ley Federal, el término es de diez días. Esto  es sólo una muestra, de que por ir en beneficio del ciudadano, no hay impedimento para ir más allá de ese techo mínimo.

Votar y ser votado es un derecho reconocido en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y participar en las decisiones públicas y la autodeterminación de los pueblos, también están reconocidos por convenciones e instrumentos internacionales de derechos humanos.

Y en cuanto al renglón legal,  este ejercicio no viola norma alguna. Si la ratificación de mandato creada en los municipios emeceístas fuera vinculante, entonces sí, vulneraría la constitución. Pero al depender de la voluntad política del alcalde, sólo se trata de un instrumento de consulta. Y consultar la ciudadanía no está prohibido en ninguna parte. Al contrario, esta herramienta creada por los ayuntamientos de MC, enriquece la vida democrática de la entidad.

Si el alcalde en cuestión se va, lo haría además a través de una licencia al cargo, figura que sí está contemplada en la constitución, es decir, con un mecanismo legal.

Me parece entonces, que la ratificación de mandato que se vivirá en Jalisco, es un ejercicio que en su espíritu, es positivo, visto tanto por la doctrina política de Rosseau – quien planteó que el poder político jamás deja de residir en el pueblo –  como por el artículo 39 de la Constitución Mexicana, ya especificado anteriormente.

El proceso tristemente se ha empañado por las acusaciones de gastos excesivos y de actos adelantados de campaña, entre otros que ya recapitulamos. Pero eso, en todo caso serán materia de análisis para la Auditoría Superior del Estado y el Tribunal Electoral. Pero no son inherentes, como tal, al espíritu del ejercicio de consulta.

Para corregir estos aspectos, creo que la ratificación de mandato debe regularse. Precisamente para evitar acusaciones futuras de gastos excesivos o de actos adelantados de campaña y para que los órganos electorales sean árbitro imparcial y que los ayuntamientos no sean juez y parte.

Lo ideal es que la ratificación de mandato se efectuará  a la mitad de cada administración municipal y estatal, por parte de los órganos electorales sin ser solicitado por ciudadanos.

Todo ello se debería institucionalizar en la Constitución de Jalisco, derogando, por supuesto, la otra figura que sí existe en la carta magna local: la engorrosa e impráctica revocación de mandato.

Y de paso, si ya se realizan estos ejercicios en Jalisco, pues sería ideal que se efectúe en todo el país. Estoy seguro  que en Nuevo León, en Coahuila o en Quintana Roo, o en cualquier otra entidad, los ciudadanos estarían felices de poder  ser consultados para decidir si sus gobernantes permanecen o se marchan.

Esta figura de ratificación de mandato, aunque sea de forma incipiente, abona a ir construyendo nuevos mecanismos de rendición de cuentas, que esperemos pronto sean mejorados.

Consultar a la ciudadanía, siempre será positivo. Véase por dónde se vea.

 

Este texto de Julio Ríos apareció publicado originalmente en SDP NoticiasRatificación de mandato en Jalisco: ejercicio que debería repetirse en todo el país y es reproducido en Kiosco Informativo con autorización del autor.

Check Also

Foto: Toma de Protesta MC | Kiosco Informativo

Oficializa Movimiento Ciudadano a su nueva coordinadora en Tepa

Staff Kiosco Informativo | @KioscoInfo | 24 de noviembre del 2017 La ex regidora por …