Cuidado si usas tinder Foto: Elle.mx

Advierten de prostitución y delitos en redes sociales para relaciones sentimentales

Staff Kiosco Informativo | @KioscoInfo | 08 de febrero de 2018

“Tinder” y “SugarD”,  nacieron con un objetivo que parecía muy azucarado: encontrar al amor de tu vida. Pero ahora, estas aplicaciones son utilizadas para obtener dinero a cambio de relaciones sexuales, o para encontrar víctimas de delitos, advierten especialistas de la Red Internacional de Investigadores en Estudios sobre Juventud, con sede en el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) de la UdeG.

En Jalisco se ha normalizado que jóvenes hagan uso de las aplicaciones como “SugarD”, por medio de la cual conocen a hombres o mujeres de mediana o avanzada edad dispuestos a pagar sus gastos a cambio de su compañía o favores sexuales, afirmó la doctora María Esmeralda Correa Cortés, co-coordinadora de la Red Internacional de Investigadores en Estudios sobre Juventud .

Durante rueda de prensa para dar a conocer el coloquio “Políticas públicas para el bienestar de la juventud”, a realizarse el martes 13 y el jueves 15 de febrero en el CUCEA, Correa Cortés dijo que pertenecer a esta red social es bien visto entre los jóvenes, pues se reproduce una imagen de éxito, gracias a una relación con un hombre mayor, lo cual es presumido como un logro en melodías musicales y programas de televisión.

“Tienen esa visión entre la televisión y la moda, y piensan que no es grave tener sexo esporádico o dar compañía el fin de semana a un hombre a cambio de tener lujos. En sentido estricto, ambos se están prostituyendo”, subrayó.

La especialista refirió que, además, el número de personas usuarias de la red social “Tinder” es “muy grande”, aunque en esta plataforma la intención es buscar y conocer personas para tener sexo consensuado de manera libre, lo que está cambiando la percepción de las relaciones personales.

Preocupa Facebook entre menores

En la Red Internacional de Investigadores en Estudios sobre Juventud también se están haciendo estudios sobre el uso de la tecnología entre menores de edad. El doctor Mario Gerardo Cervantes Medina, co-coordinador de la red, declaró que ocho de las diez escuelas primarias de la ciudad en las que han intervenido hay niños entre 6 y 11 años miembros de la red social Facebook, pese a que la edad mínima para acceder a esta plataforma es de 13 años.

Añadió que en la mayor parte de los casos, son los mismos padres quienes abren una cuenta al menor para que la utilice, pero con total desconocimiento de los peligros a los que su hijo o hija puede estar expuesto como el ciber acoso o el grooming, por parte de pederastas que se hacen pasar como niños.

“Los padres no tienen conciencia de los peligros que hay en internet. Podría haber una estrategia de política pública, mediante las escuelas de padres que hay en las primarias públicas, para dar alfabetización digital. No es sólo abrir una red social, sino saber analizar el contenido y conocer las políticas de privacidad”, afirmó el académico del CUCEA.

En este contexto anunciaron el coloquio “Políticas públicas para el bienestar de la juventud” se realizará el martes 13 y el jueves 15 de febrero en el aula amplia 6 del CUCEA, con mesas que analizarán la perspectiva de género en la juventud, la participación ciudadana en este sector de la población y el deporte como política de cambio. Mayores informes en la página www.cucea.udg.mx

Casos reales: las goteras del Tinder

En noviembre, una historia estremeció al país: “Tres mujeres, identificadas como “Goteras VIP”, y un hombre fueron detenidos por elementos de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX) por su presunta participación en diversos robos a casa-habitación en las delegaciones Miguel Hidalgo y Benito Juárez, cuyas víctimas contactaban mediante la red social Tinder, usada para conseguir citas”, informó la revista Proceso.

Según el titular de la dependencia, Edmundo Garrido, las jóvenes de 21, 22 y 24 años contactaban a sus víctimas a través de la aplicación. Cuando acordaban verse en algún lugar público, pedían bebidas alcohólicas para ganarse su confianza.

Luego, les proponían ir a sus domicilios para tener relaciones sexuales, pero las presuntas delincuentes ponían alguna sustancia en sus bebidas que los hacía perder el sentido. Entonces, aprovechaban para robar.

Los jóvenes, con exceso de confianza están abriéndole ya no sólo el corazón a desconocidos. Sino también las puertas del hogar, y hay quienes están aprovechándose para hacer daño. Ese, es el lado oscuro de estas redes sociales.

  • CON INFORMACIÓN DE PRENSA Y COMUNICACIONES DE LA UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA | MARIANA GONZALEZ

Check Also

Ciudadano propone que funcionarios tengan licenciatura en Tepatitlán

Eduardo Castellanos | @KioscoInfo | 23 de febrero del 2018 Incentivar a estudiantes para que …